Seguramente no te hayas enterado, y es porque lo he mantenido en secreto todos estos días, pero ya era hora de que tuviera un detalle con la naturaleza.

Hace unas semanas tomé la decisión de añadir un ser vivo más a la colección que tengo en mi mesa de trabajo. Desde hace un año, una planta de interior da color y vida a mi espacio donde suelo tener el ordenador y demás material de oficina. Pero, era el momento de dar un paso más allá.

Me propuse hacer algo diferente y decidí plantar una semilla en medio de una maceta gigantesca y llenarla de tierra. Durante quince días esperamos por la germinación pero no ha dado resultado y el experimento ha sido negativo.

Es hora de volver a intentarlo, aunque esta vez probaré algo diferente. Intentaré esperar a la germinación desde mi casa y la devolveré a la oficina cuando vea que comienza a salir algún brote.

Desde esta página me gustaría hacer el seguimiento y que vosotros aportarais vuestro conocimiento sobre botánica para intentar cuidarla y mantenerla el mayor tiempo posible. Podéis dejar vuestros comentarios debajo de esta publicación y ayudar a otras personas que estén en la misma situación.

La semana que viene colgaré las primeras fotos sobre como va el avance y sabremos si realmente el experimento sigue su curso o no.

¡Sigamos avanzando!

portada proyecto verde

Una palabra al día